Preguntas y Respuestas

Lo que escribo es sólo tan cierto y tan útil como lo que vivo.  Mis respuestas a estas preguntas pueden aportar alguna percepción a mi vida.  Espero que siempre me vean como un libro abierto.

¿Cómo pasó de ser un atleta y entrenador universitario a escribir libros de crecimiento personal y espiritual?

Durante el tiempo en que fui gimnasta, de pronto me di cuenta de que no obstante cuánto mejorase, sólo una persona era beneficiada, pero si lograba influir positivamente en otras personas, eso daría un mayor significado a mi vida.  Así pues, comencé a enseñar.  Al paso del tiempo, mis intereses cambiaron de desarrollar el talento en los deportes a un escena más grande – desarrollar talento para vivir.  Viajé por el mundo y estudié muchos sistemas de desarrollo humano.

A fin de enseñar, hube de practicar formas de comunicación –la escritura y la oratoria.  En mi corazón siempre he sido un maestro, eso no ha cambiado.

Sentí una gran inspiración por ‘El Camino del Guerrero’ y ‘El Viaje Sagrado del Guerrero Pacífico,’  pero ¿cómo puedo aplicar estas lecciones a mi vida diaria?

Mis primeros dos libros aportan recordatorios acerca de la gran escena de la vida y un potencial más elevado, pero son solamente la introducción a mi trabajo.  He escrito varios libros más, cada uno con un propósito y contenido distinto, que clarifica y expande las enseñanzas contenidas en mi primer libro.

Estos libros, ofrecen una guía comprensible y práctica para vivir con un corazón pacífico y espíritu de guerrero.  Cada uno aporta una pieza más del rompecabezas, una faceta más del camino.

¿Qué tanto del ‘Camino del Guerrero’ es verdad? ¿Es Sócrates un personaje real o ficticio?

Realmente sí conocí a una persona, un mecánico cósmico de una estación de servicio alrededor de las 3 a.m. en una noche estrellada en diciembre de 1966.  Como me recordaba al antiguo sabio griego, le llamé Sócrates.  Mi novela más reciente, ‘Los Viajes de Sócrates,’ relata la turbulenta historia de su vida.

Mi libro más nuevo,  ‘Sabiduría del Guerrero Pacífico,’ responde a casi todas las preguntas que me han hecho acerca de Sócrates y las enseñanzas durante todos estos años.  Considero ‘Sabiduría…’ un acompañante esencial a mi primer libro para verdaderamente comprender las enseñanzas originales.

Desde el inicio, he dicho claramente que ‘El Camino del Guerrero’ es una novela autobiográfica que mezcla hechos reales con ficción.  Encontrarán las palabras: Crecimiento Personal/ Ficción en la cubierta posterior.  Pero digamos que todo fuese verdad, que todo fue descrito exactamente de la forma en que sucedió.  O digamos que no lo fue.  ¿Qué tiene esto que ver con nuestra vida diaria? Ya sea que Sócrates pudiese o no saltar sobre las azoteas o enviarme en viajes místicos al tacto de sus manos, ¿cómo impacta esto tus relaciones? ¿tu vida diaria? ¿Buscas acaso evidencia de milagros; o formas para ser más fuerte, más gentil y más sabio?  Por favor, considera esto con atención.

(Para ver un video comentario acerca de Sócrates, haz click aquí)


Tu primer libro me recuerda los escritos de Carlos Castañeda  y su maestro Don Juan.  ¿Te inspiraste en su trabajo más temprano?

Los primeros escritos de Carlos Castañeda involucran a un brujo o chamán en el desierto de Sonora, quien usa la psicodelia para estremecer a su inocente estudiante.  En contraste, yo encontré a mi maestro en medio de la vida diaria justo en una vieja estación de servicio.

El trabajo inicial de Castañeda y el Guerrero Pacífico son similares en el sentido de que involucran a un estudiante que batalla y a un mentor misterioso; pero la vida, la literatura y el cine están sobre cargados de tales parejas: Arturo tuvo a Merlín; Frodo tuvo a Gandalf; Mitch tuvo a Morrie; Luke Skywalker tuvo a Obie Wan Kenobi y a Yoda. Y yo tuve a mi Sócrates.

¿Qué hay del Viaje Sagrado del Guerrero Pacífico, qué tanto de ese libro es real?

El Viaje Sagrado es una narrativa ficticia para comunicar enseñanzas esenciales.  Mama Chia es una mezcla de varias mujeres a quiénes he admirado.  Lo escribí para comunicar el modelo de los tres ‘sí mismos’ y el modelo de siete niveles de nuestra evolución humana, que explica mucho acerca de la sanación, consciencia y otros aspectos de nuestra vida.

En tu novela más reciente, ‘Los Viajes de Sócrates,’ revelas más acerca de tu relación con Sócrates. ¿Qué tanto de esto es verdad?

Me siento gratificado por ser capaz de crear una sensación de inmediatez y realidad en mi escritura.  De acuerdo a un antiguo proverbio, “El arte es una mentira que nos ayuda a ver la verdad.”  Más allá de eso, prefiero permitir que esta historia hable por sí misma sin mayores explicaciones.  Disfruta del libro, sumérgete en el misterio.

Tu trabajo evita modelos complejos a favor de una aproximación accesible y aterrizada.  ¿Es posible que los sofisticados espirituales no tomen tu trabajo seriamente?

Creo que es mi naturaleza simple, común y muy humana la que me ayuda a construir puentes con mis lectores, y por qué tantos de ellos se relacionan personalmente con el material.

Yo no pido a mis lectores que confíen en mí; yo estoy aquí para ayudarte a confiar en ti.  Mi propósito es recordarte aquello que ya sabes pero tal vez has olvidado, no impresionar lo impresionable.

La simplicidad no es fácil; de hecho, es un reto aterrizar las abstracciones metafísicas.  Aquellos que prefieren conceptos abstractos y filosofías intelectuales pueden encontrarlos en otra parte.

¿Por qué es que en ocasiones, Sócrates te hablaba con dureza?


Sócrates me hacía burla para mostrarme con cuánta facilidad me sentía ofendido. Él trataba a la mayoría de la gente con respeto.  En todo caso, él tenía su estilo propio y yo tengo el mío.  Algunas veces puede ser necesario agitar a un estudiante para hacerlo salir de la negación y el letargo; pero yo enseño con respeto y comprensión.

Ya que cobras por tus seminarios, ¿has sido criticado alguna vez por vender enseñanzas espirituales?

Yo mantengo a mi familia con las regalías de mis libros y las tarifas de mis conferencias.  Todo es claro y de frente.  El dinero no es mi dios ni mi demonio, sino sólo una forma de energía y parte natural de la vida.  Quienes viven solos, necesitan un ingreso menos que alguien que tiene una familia.

Invito a quienes tengan conflictos acerca del ‘dinero versus la espiritualidad’ a leer el capítulo cuatro de mi libro ‘Iluminación para Todos los Días,’ que aporta un análisis profundo del dinero en el contexto de una vida espiritual.

Soy un miembro del movimiento ‘copyleft,’ compuesto por personas que no creen en la ley de derechos de autor, basados en el principio de que todas las ideas provienen del inconsciente colectivo, y deberían ser compartidas libremente por todos.  ¿Cómo puedes cobrar dinero por libros que están basados en ideas que tomaste del aire?

Voy a suponer que tu pregunta es tanto sincera como seria.  Este tipo de preguntas, generalmente vienen de jóvenes idealistas – ideólogos (de la generación “libre,” acostumbrada a los servicios gratuitos en la Internet, y a quienes desagrada la idea de pagar por ciertos bienes o servicios).

De acuerdo a www.apple.com/legal/trademark/copyright.html, una persona no puede copiar una idea, pero puede registrar el derecho a la forma particular de expresar esa idea.

Pero oye, tal vez nadie posee nada realmente.  Para los antiguos nativos americanos, era una noción extraña el que alguien pudiese aseverar que era propietario de una extensión de terreno.  Hoy, la mayoría de nosotros encontramos mal el que un ser humano sea dueño de otro.  No poseemos a nuestros hijos ni a nuestras mascotas –somos solamente sus guardianes y cuidadores.

No obstante, algunas personas, tal vez como tú, tienen un conflicto con poseer o vender los frutos creativos del trabajo personal – una canción, o un libro o pintura.  Si toda la música y literatura fuesen declarados gratuitos, entonces pocos músicos o escritores o artistas de otro tipo podrían mantenerse a sí mismos.

Tu filosofía “copyleft” podría cambiar si escribieses tu propio libro y descubrieras la cantidad de trabajo que conlleva.

Soy un aspirante a escritor y me encantaría que revisaras mi trabajo y me dieras algún consejo. ¿Contestas las cartas o peticiones de este tipo que te envían?


Conforme el tiempo me lo permite, dono mi tiempo para ensenar en varios eventos para escritores, tales como las Conferencias para Escritores  de Maui,  Whidbey Island y la William Saroyan; también enseñé varias clases de escritura incluyendo la Universidad Luton cerca de Londres, Inglaterra.

Mi agenda, sin embargo, no me permite el tiempo para leer o revisar bocetos o manuscritos.  No obstante, con gusto puedo enviar a los aspirantes a escritores algunos materiales que he preparado, o recomendarles a varios editores free-lance excelentes que sí revisan y hacen comentarios sobre manuscritos en desarrollo.

¿Cómo es tu vida diaria?

En un día típico, me levanto temprano y empiezo el día con el Programa de Ejercicios del Guerrero Pacífico; una rutina de 4 minutos de movimiento continuo seguido de media hora de entrenamiento cruzado –nada heroico, solamente ejercicio moderado normal.

Entonces, después de un baño y el desayuno, a menos que esté viajando y dando alguna conferencia, inicio la tarea de escribir y contestar correos además de cualquiera otra labor que pueda surgir.  Solían ser tareas familiares pero ahora mis hijas ya crecieron, Joy y yo nos hemos acoplado a nuestras rutinas y ritmos diarios y semanales.

¿Tú en lo personal, estás iluminado?


La vida es una serie de momentos, así que dependerá de en qué momento me encuentres.  Algunas veces he experimentado un estad de  iluminación con claridad y compasión; otras veces, no tanto.

Si observases mi vida diaria, muy probablemente encontrarías cualidades que reflejan una cierta madurez, disciplina y equilibrio. No soy un experto en todo lo que enseño, pero practico sinceramente y hago todo lo posible por enseñar con el ejemplo.

No puedo reivindicar más ni hacer menos.

Mi esposa y mis hijas no me ven como un maestro, sino como un esposo y un padre con fallas humanas.  Ésta, me parece una forma más realista de responder a las preguntas acerca de si estoy o no “iluminado.”   En realidad, no podemos conocer el grado de madurez espiritual de los demás, excepto observando cómo viven momento a momento.

¿Tienes alguna afiliación religiosa?

Mis abuelos fueron judíos Rusos/Ucranianos, pero yo no fui educado de acuerdo a ninguna escuela o tradición religiosa particular.  Tuve que encontrar mi propia conexión con el espíritu. Me siento en casa y tengo respeto por todas las religiones.  No soy un miembro de ninguna, pero soy amigo de todas las tradiciones que nos lleven a nuestros ideales más altos.


Tomé interés en tu trabajo porque me recordó algunas enseñanzas Budistas.  Cuando muestras estoicismo frente al dolor, eso es lo que considero “Zen.”  ¿Has tenido algún entrenamiento Zen formal?

Me da gusto que mis escritos te recuerden enseñanzas Zen.  Algunos han notado también cierta afinidad con el Taoísmo, Sufismo, la Kaballah, el misticismo cristiano y otros caminos.  Yo no me aferro al estoicismo ni a ninguna otra escuela filosófica, sino a la simple humanidad.  Frente al dolor, me siento herido.  Es natural. No intento ser lo que no soy.  Eso también es Zen.

¿Estás afiliado al “New Age”?

Años atrás, cuando las librerías necesitaban una categoría para aquellos libros que no encajaban en la religión, psicología, o filosofía, crearon la sección ¨New Age.”  Nunca me he identificado con esta gaveta miscelánea y categoría ‘atrapa todo’ que incluye libros de pensamiento positivo, chamanismo, misticismo, fantasmas, métodos de sanación especulativos, lo oculto, sugerencias subliminales, afirmaciones y así sucesivamente.

Mi trabajo presenta principios prácticos, realistas; perspectivas y prácticas para lo convencional y lo trascendental – cómo vivir con un corazón pacífico y espíritu de guerrero.

Ahora que soy abuelo, las librerías finalmente, han cambiado mis libros de la sección “New Age” a la sección de Edad Mediana.

Me encanta el tu libro de propósito de vida, La Vida que Naciste Para Vivir, una guía para encontrar tu propósito de vida, pero no parece cubrir a nadie que haya nacido en o después del año 2000. ¿Qué puedes decir acerca de estos niños?


Cualquier edición de La Vida que Naciste Para Vivir publicado después de 1999, contiene un apéndice (al final del libro) que responde a varias preguntas y trata también los senderos de vida de los niños nacidos en el año 2000 o después.

Igual que con cualquier camino de vida, la clave es guiar a los niños para que trabajen con sus conflictos y energías personales en lo positivo.  Los senderos de vida de uno o dos dígitos, no son ni mejores ni peores que ningún otro; son solamente más intensos y enfocados.

¿Alguna vez recomiendas a otras personas o recursos?


Si, porque nadie es más inteligente que ninguno.  Hay sólo una luz y muchas lámparas.  Sin embargo, un libro o maestro con quién yo hallo resonancia, puede no ser un buen complemento para alguien más.  Sobre todo, te alentaré a confiar en tu conocedor interno y a seguir tu corazón.

¿Qué piensas de “El Secreto” y “La Ley de Atracción” y de las ideas acerca de manifestar nuestra realidad debido a la física cuántica?

En mis antiguos archivos de comunicados –newsletter archives - encontrarás mis comentarios acerca de las ideas cuánticas y el agua del Dr. Emoto, así como del pensamiento mágico o pensamiento creador que es tan popular hoy en día.  En el blog de mi sitio, encontrarás mis comentarios acerca de “El Secreto.”

¿No necesita la gente de un maestro, gurú o guía para completar la travesía?

Puedes ver la respuesta de Dan haciendo click aquí.